Fiestas en la Vall D'uixó, La vall d'uixó

Esther Mª Beltrán ya es Reina de las Fiestas Sant Vicent Ferrer

Ester María Beltrán lució radiante en uno de los días más importantes de su vida. El sábado fue proclamada reina de las fiestas patronales de Sant Vicent Ferrer en una tarde en la que familiares y amigos la acompañaron y, por supuesto, sus damas de la corte de honor.

 

Nueve musas en total, tal y como las describió el mantenedor del acto, Manuel Sanz Sancho, iluminaron el escenario durante las cerca de tres horas que duró el acto, celebrado en el Auditori Leopoldo Peñarroja.

 

Para todas ellas tuvo el mantenedor palabras de alabanza, que se completaban con una poesía pensada y escrita de forma exclusiva para cada una de las damas y, por supuesto y, en especial, para la máxima representante. Jimena, Laia, Sofía, Sofía, Ainhoa, Laura, Arantxa, Ángela y Esther María escucharon las frases que con tanto sentimiento les dedicó el mantenedor.

 

Y, es que, basó su discurso, precisamente, en el sentimiento que supone pertenecer a una fiesta, la de Sant Vicent Ferrer en este caso, y a una ciudad.  El sentimiento de vivir en un barrio y empaparnos de unas costumbres que nos hacen únicos.

Para ello, meses antes preguntó a cada una de ellas por qué querían representar a las patronales y experimentar esta aventura. Y a partir de las respuestas esgrimió un discurso que completó con las poesías.

 

Lo tuvo claro desde el principio: ellas eran las protagonistas de la tarde y, por tanto, también lo iban a ser de sus palabras.  De ahí el cuidado guión de un momento que, también para él, suponía gran responsabilidad mezclada con un alto grande de sentimiento de pertenencia al barrio y de cariño a la gente con la que ha crecido, recordando al inicio a la familia que le inculcó ese amor por la fiesta.

 

Este momento llegaba justo después de coronar a la máxima representante, Esther María, quien lució un vestido blanco roto, tal y como ella misma ya explicó días antes, y se veía radiante de felicidad, de ilusión, de magia y de ganas de vivir este gran día. Y también llegaba, por supuesto, después de imponer la banda de damas de honor a las ocho jóvenes con las que vivirá está mágica aventura. Todas ellas demostraron su saber estar.

 

Todo salió a la perfección. Escenario decorado de forma minuciosa y exquisita y un pregón proclamado por la reina de hace dos años, como marca el protocolo, Elena Guzmán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend