La vall d'uixó, Municipal en la Vall D'uixó

La Vall recuerda la historia de la ciudad

Featured Video Play Icon

La Vall d’Uixó salió a la calle para recorrer la historia de la ciudad, esta vez, a partir de las cuatro torres que todavía quedan en pie y se pueden enseñar.

 

Sobre las 20.00 horas se efectuaba la salida desde el acueducto, en la zona del Roser, para proseguir el camino y hacer la primera parada por los restos arqueológicos de la Torre de Benigafull. José Enrique Puchol fue el encargado de guiar y explicar a los participantes toda la información sobre estos monumentos.

 

A continuación, siguieron el camino hasta la plaça de l’Assumpció donde se encuentra la Torre de Benizahat y desde aquí continuaron hasta el camí de l’anohueret para ver lo que queda de la Casota. Una torre que data, seguramente, del siglo 11.

 

La última parada tuvo lugar en la Torrassa. Allí está ubicada una torre de origen andalusí en un espacio muy rico en patrimonio por los restos arqueológicos que encontramos y que van desde una mina conocida como la mina Campoy o un poblado de la edad del bronce. En el mismo sitio, indicó Puchol, se ha encontrado un centro de producción de tejas de origen romano.

 

Hasta aquí la ruta guiada por las cuatro torres. Sin embargo, la excursión no concluía en este punto, pues, a partir de aquí continuaron el camino hasta la montaña vecina a la última torre del recorrido, donde cenaron todos juntos. Y no había mejor lugar para hacerlo que aquí, donde se encuentra un búnquer de la Guerra Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *