Artículos de opinión, Portada artículo de opinión

RUTA Nº 3 FONT DE LA CERVERA (Un pequeño tesoro) Manolo Igualada

Continuando con la dinámica de nuestra colección de rutas de senderismo por el término municipal de La Vall d’Uixó, este mes nos corresponde comentar la ruta referente a la Font de la Cervera, una de las rutas más asequibles y aptas para todo tipo de público, tanto profesional como aficionado, tanto joven como mayor, puesto que es una ruta cómoda, no muy extensa y que nos ofrece una opción que comentaremos más adelante para los senderistas más fornidos.

Llegar a la Font de la Cervera desde la Vall es un paseo asequible y recomendable para los principiantes al senderismo que se encuentren en un bajo estado de forma.

Partiendo desde la antigua STYLSAF abandonaremos la población a través del camino asfaltado, después de unos quinientos metros continuamos siempre por la derecha siguiendo el camino asfaltado y dejándonos a la izquierda el camino del Castell. A 2.765 metros de la salida finaliza el asfalto y a la derecha nos encontramos con el camino de la Murta. Seguimos recto por la pista principal (ignorando el camino de la Murta) que comienza a ser de tierra en dirección a la Font de la Cervera, unos 255 metros después de esta bifurcación y siguiendo la pista de tierra, nos encontramos con un cruce con tres opciones: recto a la Corralissa por la pista principal, a la derecha subida al Puntal Redó por senda y a la izquierda en ligero descenso tomamos una pista que a través de un pequeño puente que cruza el barranco de Font de Cabres y unos 400 metros después de pasar varias casetas nos lleva a la Font de la Cervera.

Hasta aquí, la hoja de ruta de la Font de la Cervera pero si os apetece podemos profundizar en los aspectos más técnicos que una vez más y gracias a mi amigo Juan Fuertes podemos disfrutar a lo largo de este paseo.

Durante prácticamente todo el trayecto nuestros pasos discurrirán paralelos al barranco de Font de Cabres en el que nuestras sensaciones nos permitirán imaginar deliciosos ribazos de nuestro secano entre las rojizas tonalidades del rodeno que impera a diestra y siniestra. Lo que antaño fue una barrancada escoltada de esmerados abancalamientos de algarrobo y almendro, hoy es un paisaje abandonado a su suerte donde, cuando no actúa la acción invasora de la propia naturaleza que reclama su espacio, lo hace la mano destructora del hombre, presente a cada paso.

De cualquier modo, continuaremos la marcha hasta encontrar en un momento avanzado del itinerario la fresca umbría que hace crecer la exuberante vegetación, cuyo protagonista principal es el pino blanco que lo invade todo.

Al finalizar el recorrido encontraremos merecido premio en la excelente agua de la Font de la Cervera, la más saludable del término municipal, agua que presenta muy baja salinidad y mineralización debido al breve recorrido que efectúa a través de las arenas triásicas de rodeno que conforman la mole de la montaña del castillo; estas características convierten a la Cervera en un manantial con un agua muy diurética que nada tiene que envidiar a las excelentes surgencias de Eslida, Alfondeguilla o Chóvar. El único inconveniente es la modestia de su caudal, lo que la hace más valiosa aún. Regresar con la cantimplora llena puede ser una muy buena recompensa al esfuerzo realizado durante el trayecto.

Por lo que respecta a una segunda combinación, como os comentaba en un principio, existe una conexión que nos ofrece la ruta y que va a exigirnos un mayor esfuerzo, es la senda que encontraremos al final del paraje y que de una manera continuamente ascendente nos lleva hasta la misma cima del Castillo, eso sí, para ello deberemos prepararnos concienzudamente tanto física como mentalmente porque si decidimos recorrer esta senda por primera vez, os recomiendo que os lo toméis con bastante calma y un mínimo de preparación puesto que la senda muestra un desnivel ascendente bastante considerable, de cualquier modo, si os encontráis físicamente bien, no dudéis en disfrutarla, os aseguro que merece la pena.

Respecto a la fuente, es importante destacar, que después de las fuentes de San José y de l’Anoueret, esta es la única que emana durante todo el año un frágil pero persistente caudal de agua, por lo que cuando decidamos visitarla deberemos ser exquisitamente respetuosos con su entorno, por cierto muy dignamente cuidado por parte de nuestra administración local, hasta el punto de que disponemos de varias mesas habilitadas por nuestro Ayuntamiento para poder disfrutar de un almuerzo junto con nuestros compañeros de viaje en el que os aconsejo que no os olvidéis del correspondiente bocata, ajoaceite, vino, tomate, cebolla, etc. así como evidentemente tampoco hay que olvidarse de la correspondiente limpieza que deberemos efectuar al finalizar nuestro banquete. La verdad es que se trata de un entorno interesantísimo para ser visitado y conservado por cualquiera de los senderistas que tomen la acertada decisión de pasar unas pocas horas disfrutando de uno de los parajes más acogedores y agradables de nuestro término municipal.

Por cierto que hoy y hablando de fuentes, me apetece trasladaros algunos datos interesantes respecto a las Fuentes que todavía y a pesar de la desertización, continúan emanando agua en nuestro querido término, estas son: La Fuente de l’Anoueret próxima a las Peñas de Mondragón, la Fuente de San José, la más famosa de nuestra localidad por sus grutas y su rio navegable, la Fuente de la Cervera, situada al pie de la montaña del Castillo y entre un magnífico pinar, que es la que nos ocupa en la ruta de hoy, la Fuente de la Canyeta, actualmente seca, pero que contó con un caudal regular hace unos años, la Fuente de Cerverola, sita en la partida del mismo nombre, cerca del Barranc del Porc y la Fuente de Garrut, en la partida de este mismo nombre y con un caudal regular.

Ahí van unos datos más que seguro que os interesarán porque en muchos casos no habrían fuentes si no hubiesen montañas, estas son las más altas de nuestro término, ya que prácticamente en su totalidad se encuentra rodeado de montañas, excepto en la parte este (Partidas de la Rambleta y la Torrassa) siendo su vista aérea muy parecida a la de una herradura, estas son:

La Murta 192m., Font de Cabres 637m., El Frontó 621 m., Puntal Redó 374 m., Colmo Torrassa 243m., La Pitera 645m., Penyalba 648 m., Sants de la Pedra 585 m., El Castell 492 m., Penya Migdia 550 m., Sumet 450 m., Pipa 591 m., La Balona 456 m., Penya-Creus 326 m., Martorell 236 m., La Lloma de Tur 294 m., Aiguamolls 328 m., Penya Garrut 412 m., Rodeno 538 m., Alt de Cerverola 492 m., Salt del Cavall 369 m., Pinyal 309 m., Montalar 174 m., Cabell Negre 156 m., Montanyeta Negra 130 m., Colmo Manyaneto 177 m., La Punta 152 m., y la más alta de todo el término municipal y que divide los tres términos que lindan con el nuestro por el Norte y Noroeste que son Nules, Artana y Alfondeguilla es el Puntal de Artana con una altura superior a 660 m.

Espero que os hayan interesado estos curiosos datos y continuamos conociendo nuestro interesantísimo término municipal en próximos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend