Fiestas en la Vall D'uixó, La vall d'uixó

Las Fiestas Patronales de Sant Vicent Ferrer disfrutaron del “Bou al carrer” y de la ofrenda a la Máre de Déu de l’Assumpció

Featured Video Play Icon

el sábado se inauguraba la temporada taurina en la ciudad con dos astados de El Pilar por la tarde y el embolado de Montalvo por la noche. Una vez más la amenaza de lluvia estuvo presente en esta tarde, pero eso no impidió la alta participación de aficionados al mundo del toro. La placeta de Sant Vicent volvió a quedar abarrotada por todos aquellos que no quisieron perderse el primer toro de 2018, a la expectativa de la salida y, por supuesto, también del segundo. Finalmente, llovió para el embolado de la noche, aunque tampoco frenó la asistencia de los aficionados, que acudieron a la placeta, nuevamente, a disfrutar del toro.

 

Recordar que mañana miércoles se reanudan las exhibiciones taurinas con un astado de Jandilla, que saldrá en primera instancia a cargo de la peña l’Ermita y, a continuación, se soltará otro morlaco de Samuel Flores, esta vez patrocinado por la Penya 22, quienes también patrocinarán el embolado de este segundo día taurino, de la ganadería de Madroñiz. Podrán seguirlos en directo, una vez más, por esta cadena.

 

En cuanto al domingo, entre los diferentes actos programados destacaba la ofrenda. Aunque una inesperada tormenta a primera hora de la tarde hacía presagiar lo peor en referencia al desarrollo de este solemne acto, finalmente el tiempo respetó a las fiestas y pudieron llevarla a cabo sin problema.

 

La concentración se efectuaba, como siempre, a las puertas de la ermita, desde donde salían los ofrendantes hasta llegar al ayuntamiento y volver, finalmente, a la parroquia Nuestra Señora de la Asunción.

La reina, Esther María Beltrán, junto a sus ocho damas de la corte de honor, presidieron este homenaje a la mare de deu de l’assumpció, en cuya ofrenda floral participaron, además de los integrantes de la comisión y reinas de años anteriores, otras fiestas de la ciudad, entre ellas las patronales de la Sagrada Familia i Santíssim Crist con la reina y corte a la cabeza, Junta Local Fallera, abonados de la fiesta y fieles en general.

 

Como marca la tradición, todos ellos, a excepción de la máxima representante de las patronales de Sant Vicent y su corte de honor que depositan el ramo en el interior de la parroquia, el resto lo hicieron en el exterior, a las puertas de la iglesia. El párroco Marc Estela era el encargado de recoger las flores.

 

Una vez dentro, y antes de comenzar con el oficio de la misa, la reina le dedicaba unas palabras a la virgen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *